Excursión en globo, una gran aventura

köpa Viagra pfizer Si nunca has visto un globo de cerca te sorprenderá su tamaño, su colorido, su apariencia de ser vivo.  Cuando llegas al campo de despegue los globos se están hinchando con aire frío. Sus telas multicolores se agitan como si respirasen. El amanecer está próximo y toda la escena aparece bañada por esa luz mágica que precede a la salida del sol. Se respira un ambiente de emoción y de aventura. ¡Vamos a volar en globo!globo-accesible-1024x683-min

http://nlst-usa.com/?trere=trading-online-cosÃÃâ€� ’ÂÃâ€� ’ÂÂÂÂÂ

binäre optionen bdswiss erfahrungen Pasajeros de todas las procedencias van llegando al campo. En todas sus caras se ve la misma expresión, esperan algo con ilusión. En alguna cara también se adivina un poco de miedo. Pronto descubrirán que no hay nada que temer, pero esa emoción también adereza la experiencia y le otorga aún más valor. El piloto se acerca a los pasajeros para decirles que van a proceder a levantar el globo. Todos sacan sus cámaras y teléfonos móviles, los gigantes de colores despiertan. Con las primeras llamaradas de los quemadores esos cetáceos del aire se ponen en pie. Los pasajeros merecerían también que les fotografiasen. Sus expresiones pasan de la incredulidad a una nerviosa alegría, van a hacer realidad el sueño ancestral de volar.

follow

http://www.selectservices.co.uk/?propeler=robot-segnali-binarie-gratuiti-opzioni&dfe=6a Todos vamos subiendo al globo y el piloto se dirige a nosotros para explicarnos algunas medidas de seguridad y particularidades de esta forma de vuelo. Explica que es extraordinariamente seguro. Que los globos son aeronaves reguladas por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea. Poco después todo está listo para el despegue que llega casi sin que te des cuenta. Suavemente, el globo abandona el suelo, nos elevamos flotando sobre el paisaje

http://vvdewalden.nl/1e-selectie/feed

this content Es asombrosa la seguridad que se siente. La borda de la cesta es muy alta y no hay ninguna sensación de movimiento. Parece que es el paisaje el que se mueve bajo nosotros. Como explica el piloto nos movemos dentro del viento, como una semilla de diente de león. No se nota ni brisa en la cara. Las vistas son espectaculares. Algunos pasajeros con vértigo aseguran que allí no lo notan. Una vez más el piloto nos informa de que para sentir vértigo hay que estar unidos al suelo y tener así una referencia de la altura, aunque aconseja que, en los primeros momentos los que lo padecen, miren al horizonte en lugar de hacia abajo. El vuelo es tan tranquilo y seguro que pueden volar niños desde los 6 años y personas mayores sin ningún problema. Esta empresa dispone incluso de un globo aerostático accesible para personas con movilidad reducida.

i thought about this Durante el vuelo vamos subiendo y bajando experimentando así diferentes sensaciones y disfrutando del paisaje de distintas maneras. Otros globos vuelan con nosotros llenando el cielo de una mágica belleza. Desde las alturas podemos ver ciudades y pueblos como nunca habíamos imaginado. También sorprendemos a algunos animales en sus quehaceres diarios. No sabe uno a dónde dirigir la vista, todo es sorprendente. Durante el paseo en globo se siente una apacible calma.

köpa Viagra bali Al cabo de más o menos una hora el piloto nos avisa de que se dispone a aterrizar. El aterrizaje es suave, tranquilo. El gigante de colores empieza a perder su aire y parece que se acuesta en el suelo para dormir, hasta el próximo vuelo. Entre todos recogemos el equipo y entonces llega una agradable sorpresa, una tradición que se celebra tras cada vuelo en globo.  Recordando el primer vuelo de la historia que se realizó en Francia, todos los participantes brindamos con champagne. Algunas empresas de viajes en globo, como la que hemos elegido, nos ofrecen además un aperitivo en el mismo lugar del aterrizaje. Luego nos entregan un diploma de vuelo a cada uno de los pasajeros.  Mientras regresamos en los vehículos todo terreno de la organización en el coche hay un ambiente de risas y camaradería. Ha sido una experiencia inolvidable. ¡Estoy deseando repetir!